Talentos ocultos (Hidden Figures). “The colored computers”

El séptimo largometraje dirigido por Theodore Melfi, Talentos ocultos, se estrenó el 02 de febrero en Colombia. La película, que ha recibido tres nominaciones al Óscar: mejor película, mejor actriz de reparto y mejor guion adaptado, narra la historia oculta de tres brillantes mujeres afroamericanas que trabajaron en la NASA. Tres mujeres negras que lograron lo “imposible”. La matemática Katherine Johnson hizo los cálculos de la trayectoria para el Proyecto Mercury y el vuelo del Apolo 11 a la Luna en 1969. Dorothy Vaughan logró ser la primera supervisora de los servicios de IBM para la agencia aeronáutica y espacial. Mary Jackson se convirtió en la primera ingeniera aeroespacial de Estados Unidos.

Talentos ocultos pone en escena la historia de un grupo de mujeres afroamericanas que contribuyó al éxito de los Estados Unidos en los años 60. Mientras se desempeñaban como “Colored computers”, en una división segregada, ayudaron a la NASA en la carrera espacial contra la Unión Soviética. Conmovedora, entretenida y con un casting de primera, esta película cumple con el objetivo de hacernos ver las contradicciones del racismo, la discriminación y el papel importante de estas mujeres en la historia de su país. Sin embargo, parece quedarse corta con su tono un tanto melodramático y una mirada inocente de las situaciones.

Recordemos que en los años 60 había muchos abusos hacia la población afroamericana. El racismo y el machismo eran más “agudos”. Negras y mujeres, las protagonistas de esta historia no tenían los mismos derechos que todos los ciudadanos. Trabajar en la NASA no fue fácil. En su época, existían  baños para gente de “color”, asientos traseros en los buses para gente de “color” y la prohibición de ir a universidades de gente blanca, entre otros atropellos. Aunque la película de Melfi recrea algunas de estas injusticias y muestra lo duro que fue para estas mujeres,  no me convence del todo. Considero que el director no profundiza lo suficiente. En el film subyace una ligereza, bien disimulada, para tratar el tema del racismo y del género. Aun así, pienso que es una película que hay que ver. Es necesario recordar, analizar, comprender para hacer memoria sobre la segregación en Estados Unidos y en el mundo. ¿Cuáles son las escenas que intentan darle fuerza al film? ¿Quién descubrió esta historia oculta?¿Cuál es el mensaje?

Algunas escenas de Talentos ocultos

Uno de los aciertos más significativos de Talentos ocultos son sus actores. Taraji P. Henson (Katherine Johnson) Octavia Spencer (Dorothy Vaughan) Janelle Monáe (Mary Jackson), et Kevin Costner (Al Harrison) ponen todo su talento para lograr rendir homenaje a sus personajes. Theodore Melfi nos muestra tres mujeres alegres, fuertes y luchadoras. Comprometidas en su papel como trabajadoras, madres y esposas. Sin muchas quejas ni reclamos. Demasiada resistencia e inteligencia interpretadas por Henson, Spencer y Monaé. Para el caso del personaje interpretado por Costner, el director del Grupo de Tarea Espacial, Melfi lo muestra como alguien comprensivo, asequible y quien pone fin a la división de “Baños de color” para la gente negra.

Como lo dije antes, creo que las relaciones entre los personajes (director -o personal de la NASA- y mujeres-familia y mujeres) son resueltas como por arte de magia. Sin aparentes conflictos. Como si no hubiese sido complejo ser madres y trabajar en la NASA siendo negras. Como si el problema del racismo y el machismo hubiese sido resuelto sin inconvenientes. De todos modos hay escenas que intentan dar a conocer las tensiones que existían y simbolizan la lucha de estas mujeres negras por escalar a pesar de las limitaciones que les imponía la sociedad. Como la escena del baño en donde se muestran las incoherentes divisiones racistas. Voy a mostrar  tres momentos  en donde se podrían resumir las luchas individuales de las tres protagonistas.

  1. El tablero y los números de Katherine.

Quiero a hablar sobre un objeto que se convierte en otro símbolo del film: el tablero. Desde niña, Katherine mostraba su talento a través de cálculos en el tablero. Enormes pizarras y ella tan pequeñita, con sus gafitas y una tiza calculaba cualquier cosa. Una pequeña ante un mundo gigante en donde debe luchar por ganarse un lugar. Y en condiciones de desigualdad. En la NASA, pide que la dejen asistir a las reuniones para conocer las decisiones acerca del proyecto Mercury. Siendo mujer y negra no era fácil ser invitada a dichas reuniones. Pero cuando logra ser parte de una, deja asombrados a todos por su inteligencia y sus números.

  1. Dorothy aprende a manejar La IBM.

Dorothy era la supervisora no reconocida de las “colored computers”. Inteligente y creativa, cuando se entera que han instalado una computadora que puede dejarlas a todas sin trabajo, decide aprender a usarla. Le enseña además a todo su equipo. De esta manera se convierte en la primera supervisora de los servicios de IBM para la NASA.

  1. Mary, se convirtió en la primera.

Esta escena es bastante fuerte. Gracias a su perseverancia y a través de un increíble discurso, Mary logra obtener la autorización para ver clases en una universidad para “blancos”. Fue así como se convirtió en la primera ingeniera espacial de los Estados Unidos.

Estas tres escenas son muy emotivas. Acompañadas de la música original del film realizada por Pharrell Williams, son magnificadas haciendo ver estos momentos como pequeños fragmentos singulares e idílicos. Sin duda fueron mujeres increíbles. Sin duda hicieron lo «imposible».

Margot Lee Shetterly, la mujer detrás de la historia Talentos ocultos, también fue la primera. Ella fue quien escribió el libro homónimo del cual fue adaptada la película.

Talentos ocultos, la ópera prima de Margot Lee Shetterly

Otra afroamericana, Margot Lee Shetterly, es la autora del libro Talentos ocultos que da origen al film. Hija de un investigador del centro de investigaciones Langley de la NASA, Shetterly comienza las investigaciones para su libro en el año 2010. La escritora realizó además una investigación sobre “Las calculadoras humanas” con el fin de dar a conocer el trabajo de estas mujeres en la NASA. Y es que el tema de “Las calculadoras humanas” es uno de los símbolos de esta historia. No he leído aún el libro de Shetterly y no hay muchos datos sobre el mismo en internet. Pero en la película de Theodore Melfi se observan letreros que catalogan a las mujeres negras como “Colored computers” o computadoras de color.

Habrá que leer el libro para conocer más detalles sobre estas mujeres catalogadas despectivamente como “Colored computers”. Por su obra, Shetterly recibió el premio de la Fundación Alfred P. Sloan y ganó dos becas de la fundación Virgina por sus proyecto de sobre “las calculadoras humanas”.

Sin duda, Talentos ocultos es una película que logra cautivar. Pero hay que tener cuidado de no ver sólo el lado romántico del problema. El racismo y la discriminación por género siguen todavía vigentes en nuestra sociedad. Ser mujer negra es aún desventajoso. Es duro. Ojalá llegue el día en que no tengamos que hacer lo imposible para ser reconocidas y escuchadas. Es lindo conocer una historia como la que se narra en Talentos ocultos porque nos permite saber que hubo grandes héroes en todo este proceso de segregación y lucha. No más talentos ocultos, no más discriminación por racismo y género. No más historias increíbles en medio de la intolerancia.

Si te gustó el artículo, compártelo y déjame tu opinión para aprender juntos.

Únete a nuestra comunidad Amarilla Vida, sígueme a través de mis redes sociales:

Facebook, Twitter, Youtube  Instagram

3 thoughts on “Talentos ocultos (Hidden Figures). “The colored computers”

  1. Theodore Melfi, con su buena intención, no deja de ser un hombre, blanco, occidental.
    Pienso que para que las historias sean narradas con mayor fidelidad o por lo menos desde otra perspectiva, es necesario que sean contadas por las personas que han vivido el otro lado de la historia. Como dice Chinua Achebe: “También el león debe tener quien cuente su historia. No sólo el cazador”.
    Ese es el reto estamos, compañera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *