¿Cómo aprender a cuidar y amar mi cabello afro? Parte 1.

Hace unos días me hice el gran corte (o big chop) y no me gustó. Desde hace algunos meses había dejado de aplicarme cremas para alisar mi cabello. No fue una decisión fácil. De niña siempre fue un problema peinarlo porque era “duro” y abundante. Además, crecí rodeada de mujeres que por culpa de los estereotipos de belleza anhelaban un cabello lacio para sentirse bellas. Y es que en mi pueblo, un pueblo negro del Pacífico colombiano, existe un rechazo implícito hacia algunas texturas del pelo. Si una niña nace con el cabello muy “apretado” ella estará condenada a utilizar cremas para “suavizarlo”. Yo me sentía obligada a hacerlo pero ahora quiero aprender a cuidar y amar mi cabello afro.

Quiero llevar mi pelo natural porque creo que el alisado puede generar problemas de salud por la exposición permanente a químicos (como lo explican en el artículo El precio de la belleza: ¿el alisado es peligroso? ).

Después de cortar todo mi cabello alisado y maltratado químicamente, me sentí un poco rara. Fue una sensación un poco ambigua. Por un lado, me sentí liberada por no tener que lidiar con dos texturas diferentes y poder ver finalmente el aspecto de mi pelo afro que crece sano y abundante. Sin embargo, me di cuenta que debo comenzar una rutina diferente para cuidarlo y al principio puede ser un poco confuso.

El primer día con mi afro lavé mi cabello, apliqué una crema para peinar y salí a la calle minutos después. El resultado: varios centímetros menos en la cabeza, con el paso de las horas, y muestras de resequedad extrema. Mi cabello tenía sed y yo no comprendía porqué. Era simple, el cabello afro necesita estar humectado y se debe crear una rutina de cuidado para que este saludable. Para contrarrestar los problemas de resequedad de mi cabello comencé a seguir los siguientes pasos:

5 pasos para empezar a cuidar tu cabello afro

  1. Lavarlo una vez por semana es suficiente.
  2. El día de lavado, hacer un prelavado con aceites esenciales.
  3. Aplicar un tratamiento o mascarilla (mejor si se hace en casa)
  4. Durante el lavado, dividir el cabello en varias secciones al lavarlo y desenredarlo con un peine de dientes grandes. Hacerlo suavemente y comenzar por las puntas.
  5. Hacer trenzas o twist antes de dormir y utilizar un gorro o almohada en satín.

Hay muchos más pasos que es necesario incluir para tener una adecuada rutina de cuidado del cabello afro, pero estos son los básicos para empezar  y dejar que el cabello crezca saludable. El cabello afro es lindo y es posible hacer muchos peinados con él. Aunque no estoy muy cómoda con el resultado de mi gran corte, no me arrepiento de la decisión que tomé. Seguiré aprendiendo a querer mi afro y aprendiendo a darle amor y cuidados. Les contaré sobre mi evolución capilar :).

Si te gustó el artículo, compártelo y déjame tu opinión para aprender juntas.

Únete a nuestra comunidad Amarilla Vida, sígueme a través de mis redes sociales:

Facebook, Twitter, Youtube   Instagram

13 comentarios Añade el tuyo
  1. Chère Madame votre récit m’à énormément touché. J’ai pu réaliser que vous êtes un être humain très sensible, qui est dans une permanente quête de soi-même. Je ne peux que vous encourager à continuer votre merveilleux parcours…

    D’ailleurs, j’aimerais bien voir une photo de votre nouveau «look», est-il possible ?

  2. Es interesante poder saber de ti, a través de tus escritos, es una excelente iniciativa y tienes temas variados e interesantes. Muchas felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *